Mensaje


  Como si nada pasara

Hace una semana que hablaba con un ser muy especial en mi vida. Una hermana que amo y respeto mucho. Sin conocerla bien nos invitó a mi familia y a mí a su casa. Pasamos varias horas compartiendo y fue muy grato el momento que pasamos con ella. Recientemente me habla por tel y me cuenta un testimonio muy con movedor. Ella me dice que hay veces que la gente llega al templo de Dios y luego de adorar y recibir una palabra salen como si nada pasara. Por eso en esta ocasión compartimos con ustedes el tema, como si nada pasara.

Joel 2:13

Joel 2:13 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

13 Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo.

Es muy triste que una vez más se repite la historia del pueblo de Israel pero esta vez con otro pueblo que no son los judíos. Tal pueblo es duro de cerviz y tardo para escuchar el mensaje de alerta que los tiempos están indicando.

Díje, que los tiempos están enseñando y no la iglesia de Dios. Así mismo como escuchaste, que lo que estamos viviendo no está dando una dura lección.

Este pueblo es similar al pueblo de Dios. Con su rebeldía e idolatría. Aman más el dinero y la maldad que sus propias vidas. Están tan ocupados que se han olvidado del Dios que le dio la vida.

Todos conocen la historia de cuando Moisés sacó al pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto. Y para los que no saben la historia le puedo en dos minutos contar brevemente.

El pueblo de Israel Dios los libra de la mano dura del Faraón y de ser esclavo de Egipto. Lo saca al desierto para llevarlos a una tierra que Dios les tenía preparada y les entregaría pero en el camino se rebelan contra Él y Dios los hace morir a todos los que salieron de Egipto y se quedan postrados en el desierto sin poder entrar a ese lugar tan prometido.

Todo esto por el simple hecho de ser rebelde y duro de corazón. Y eso mismo ha pasado con nosotros como pueblo, como nación y mundo. Hemos cambiado al Dios vivo que nos da la vida y todo lo que podemos ver por cosas que nosotros mismos hemos creado, como lo son las imágenes.

Cambiamos a Dios por el alcohol, drogas, dinero, sexo, mentiras y otras cosas desagradables.

Por eso estamos muriendo en un mundo podrido de maldad, que un simple virus, que con la ciencia y tecnología que tenemos en el 2020, no está supuesto a estar pasando.

Y por esta razón entonces queremos buscar el socorro de Dios. Queremos hacer del Dios que siempre hemos ignorado y deshonrado en “nuestro Dios”.

Que por la situación  que atravesamos buscamos ayuda espiritual. Y que ahora tenemos una emergencia espiritual y por eso no nos queda de otra, porque nos estamos muriendo, espiritual y físicamente hablando.

Dice el Salmos 78

Para que lo sepa la generación venidera, y los hijos que nacerán;
Y los que se levantarán lo cuenten a sus hijos,

A fin de que pongan en Dios su confianza,
Y no se olviden de las obras de Dios;
Que guarden sus mandamientos,

Y no sean como sus padres,
Generación contumaz y rebelde;

Es decir, que se repite una vez mas lo que este pueblo hizo cuando se olvidaron de Dios y sus hijos nada sabían de quien era Dios y que El hiso con ellos como nación.


Generación que no dispuso su corazón,
Ni fue fiel para con Dios su espíritu.

Ellos no habilitaron, acondicionaron sus corazones para que Dios trabajara en sus vidas.

Y sus espíritus fueron infieles a Dios.

Los hijos de Efraín, arqueros armados,
Volvieron las espaldas en el día de la batalla.

10 No guardaron el pacto de Dios,

Ni quisieron andar en su ley;

Cual fue el pacto de Dios?

El pacto que Dios hizo con Abraham fue renovado con su hijo Isaac. En Génesis 26:3 (LBLA) Dios le dice a Isaac: “A ti y a tu descendencia daré todas estas tierras, y confirmaré contigo el juramento que juré a tu padre Abraham”. Y luego, al hijo de Isaac, Jacob. Dios apareció en Betel (de acuerdo a Génesis 28:13-15) y le confirmó el pacto: “Yo soy el Señor, el Dios de tu padre Abraham y el Dios de Isaac. La tierra en la que estás acostado te la daré a ti y a tu descendencia. También tu descendencia será como el polvo de la tierra. . . y en ti y en tu simiente serán bendecidas todas las familias de la tierra. He aquí, yo estoy contigo, y te guardaré por dondequiera que vayas”. En ese momento, Jacob no podía saber que iría a Egipto y que por cuatrocientos años sus descendientes serían esclavos, y que la promesa permanecería en letargo hasta que fuese confirmada nuevamente con Moisés.

11 Sino que se olvidaron de sus obras,
Y de sus maravillas que les había mostrado.

12 Delante de sus padres hizo maravillas
En la tierra de Egipto, en el campo de Zoán.

13 Dividió el mar y los hizo pasar;
Detuvo las aguas como en un montón.

14 Les guió de día con nube,
Y toda la noche con resplandor de fuego.

15 Hendió las peñas en el desierto,
Y les dio a beber como de grandes abismos,

16 Pues sacó de la peña corrientes,
E hizo descender aguas como ríos.

17 Pero aún volvieron a pecar contra él,
Rebelándose contra el Altísimo en el desierto;

18 Pues tentaron a Dios en su corazón,
Pidiendo comida a su gusto.

78:18 la comida de su fantasía. En lugar de estar agradecidos por las maravillosas provisiones de maná de Dios, los israelitas se quejaron contra Dios y Moisés. Dios les envió carne, pero también los juzgó (Núm. 11).

19 Y hablaron contra Dios,
Diciendo: ¿Podrá poner mesa en el desierto?

20 He aquí ha herido la peña, y brotaron aguas,
Y torrentes inundaron la tierra;
¿Podrá dar también pan?
¿Dispondrá carne para su pueblo?

21 Por tanto, oyó Jehová, y se indignó;
Se encendió el fuego contra Jacob,
Y el furor subió también contra Israel,

22 Por cuanto no habían creído a Dios,
Ni habían confiado en su salvación.

23 Sin embargo, mandó a las nubes de arriba,
Y abrió las puertas de los cielos,

24 E hizo llover sobre ellos maná para que comiesen,
Y les dio trigo de los cielos.

25 Pan de nobles comió el hombre;
Les envió comida hasta saciarles.

26 Movió el solano en el cielo,
Y trajo con su poder el viento sur,

27 E hizo llover sobre ellos carne como polvo,
Como arena del mar, aves que vuelan.

28 Las hizo caer en medio del campamento,
Alrededor de sus tiendas.

29 Comieron, y se saciaron;
Les cumplió, pues, su deseo.

30 No habían quitado de sí su anhelo,
Aún estaba la comida en su boca,

31 Cuando vino sobre ellos el furor de Dios,
E hizo morir a los más robustos de ellos,
Y derribó a los escogidos de Israel.

32 Con todo esto, pecaron aún,
Y no dieron crédito a sus maravillas.

33 Por tanto, consumió sus días en vanidad,
Y sus años en tribulación.

34 Si los hacía morir, entonces buscaban a Dios;
Entonces se volvían solícitos en busca suya,

Esto es exactamente lo que pasa con nosotros en el 2020, que no buscamos a Dios para nada. Es lo último en nuestras agendas. Dios no existe en nuestros calendarios. No nos interesa Dios y menos una iglesia. Pero cuando viene la calamidad entonces queremos que Dios nos salve. Solo tenemos a Dios presente en momentos religiosos y nada más. En semana santa y que coincidencia que esto esté pasando en la misma semana santa para que tengamos una razón más fuerte para ser religiosos, pero si no fuere por el corona virus las playas tuvieran llenas de romo y borracheras que nada tienen que ver con Dios y menos religión. aun que nada de santa tienen las semanas que nosotros llamamos santas. Deje que cada cual busque a Dios cuando y como quiera y no se forcé a nadie a buscar lo que no quiera.

Como si nada pasara

Esto son solo algunas de las cosas sobrenaturales que Dios hizo por su pueblo en el desierto sin mencionar las cosas más grandes que hizo Dios para sacarlos de la tierra de Egipto y aun así mas tarde lo negaron y se rebelaron contra Dios y su líder.

Por eso dice el profeta Joel

Joel 2:13 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

13 Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo.

Con esto digo que de no ser que nuestro creador es tardo (lento)  para airarse nosotros no existiéramos ya, porque razones le sobran para borrarnos del planeta como hizo con la ciudad de Sodoma y Gomorra.

Y además dice que le da dolor cuando castiga y nosotros somos merecedores del castigo de Dios, todos sin dejar ni un solo ser creado sin castigo. Porque así como Israel, hemos dejado su pacto, hemos dejado el culto a Dios y lo hacemos para que los hombres estén contentos, ajustando todo según el tiempo en que vivimos, que tengamos libre religión, que la gente haga iglesias a Satanás y adoren los demonios y las entidades desconocidas.

Por otro lado, que los casados puedan estar con barias mujeres, que los hombres puedan estar casados con hombres y las mujeres del mismo modo y además se pueda hacer como al hombre se le antoje (que podamos vivir por antojos) si me gusta hacer orgias, pues la hago. Si me gusta fornicar o ser prostituta, bien puedo y lo hemos dejado a Él. Ya hemos dejado al único dueño de todas las cosas.

Usted sabe lo que es libre albedrio? O lo voy a poner de una manera mas simple, copyright. Si Dios les pone copyright a todo lo que le pertenece a El, nadie pudiera alterar su producto, nadie podría estar haciendo lo que le da la gana hacer con lo que solo a El le pertenece. Nadie podría vestirse de mujer porque según dice su manual, tenemos que hacer.

2: 1–17 Con un mayor nivel de intensidad, Joel utilizó la metáfora de la plaga de langostas y la sequía como telón (cortina) de fondo para lanzar un llamado intensificado al arrepentimiento en vista de la próxima invasión de Judá y el día del Señor, presente y futuro

O es que nosotros pensamos que todo lo que está escrito en las sagradas escrituras no se cumplirán?

Es que nosotros pensamos que ya Dios esta tan viejo que se a tornado como nosotros los hombres que antes cuando yo crecia, ningún hijo, sobrino o nieto podía hacer nada indebido, pero ya los hijos hacen lo que les parece y nosotros se los celebramos. Si se roban un celular, a pero eso no es nada porque los presidentes del mundo se llevan la mitad de una nación y nadie les dice nada. Al contrario cuando llegan las elecciones le dan dinero al pueblo para que TODOS se hagan de la vista gorda. Nadie vio na y nadie ollo na.

2: 12–14 Incluso en medio del juicio, se dio la oportunidad de arrepentirse. Si demostraran arrepentimiento genuino, el Señor estaba listo para perdonar y bendecir.

Pero somos aun peor que ese pueblo que habla el profeta Joel. Vemos como un presidente de una nación del caribe hace un mes atrás y usa una cita bíblica en su último discurso como presidente para burlarse, ante el mundo 2 Crónicas 7:14

Aquí vemos exactamente lo que está pasando con las naciones del mundo hoy día. Han dejado a Dios y sean refugiados en la idolatría, mentira, pornografía, adulterio, hurto y toda clase de perversidades e inmoralidades y cuando Dios permite que pasemos por momentos como estos que estamos viviendo desde que este año 2020 comenzó entonces queremos pedir perdón y querer buscar la misericordia de Dios. Para desde que todo pase nadie se acurda de Dios y el mundo sigue su ritmo acelerado que lleva.

Por eso el Joel le dice: Joel 1

Devastación de la tierra por la langosta

  1. Palabra de Jehová que vino a Joel, hijo de Petuel.

1: 1 La palabra de Jehová. Esta frase introductoria es comúnmente utilizada por los profetas para indicar que el mensaje fue divinamente comisionado. Cf. Hos. 1: 1; Mic. 1: 1; Zeph 1: 1. Formas ligeramente variadas se encuentran en 1 Sam. 15:10; 2 Sam. 24:11; Jer. 1: 2; Ezek 1: 3; Jon 1: 1; Zech 1: 1; Mal. 1: 1. SEÑOR. Una designación distintivamente israelita para Dios; el nombre habla de intimidad y una relación unida metafóricamente a través del pacto comparado con el matrimonio y, por lo tanto, tiene un significado especial para Israel (Ex. 3:14). Joel Su nombre significa “Jehová es Dios”. Petuel. Su nombre significa “corazón abierto de / hacia Dios” y es la única aparición de este nombre en la Biblia.

1: 2–20 El profeta describió el día contemporáneo del Señor (actual) del Señor. La tierra sufría una devastación masiva causada por una plaga de langostas y sequía. Los detalles de la calamidad (vv. 2-12) son seguidos por una llamada a la penitencia y reforma comunales (vv. 13-20).

  • Oíd esto, ancianos, y escuchad, todos los moradores de la tierra. ¿Ha acontecido esto en vuestros días, o en los días de vuestros padres?

1: 2 Escucha. . . dar oído La gravedad de la situación exigía el enfoque indiviso de sus sentidos, enfatizando la necesidad de tomar una decisión consciente y decidida en el asunto. La terminología se usaba comúnmente en pasajes de “demanda” (cf. Is. 1: 2; Hos. 4: 1), insinuando que Israel fue declarado culpable (nosotros hoy) y que el presente juicio fue su “sentencia”. Ancianos. . Todos ustedes habitantes. El primer término se refiere a los líderes civiles y religiosos, quienes, a la luz de su posición, fueron exhortados a liderar con el ejemplo a toda la población hacia el arrepentimiento.

(En nuestros días son pocos los viejos que nos pueden dar ejemplo. Se podrían contar. Ahora yo veo como los viejos (ancianos) gastan su viva trabajando y en vez de retirarse con la mujer que pasaron su juventud, van y se casan con una jovencita y esta termina chapeándolo y sacándole hasta la última lagrima) luego ellos terminan matándola.

  • De esto contaréis a vuestros hijos, y vuestros hijos a sus hijos, y sus hijos a la otra generación.

1: 3 Dile. . . niños. . . Otra generación. La importancia pedagógica (instructiva) de recitar los poderosos actos del SEÑOR a las generaciones subsiguientes queda fuertemente subrayada por el mandato triple (cf. Ex. 10: 1–6; Deut. 4: 9; 6: 6, 7; 11:19; 32: 7;

Sal. 78: 5–7; El estableció testimonio en Jacob,
Y puso ley en Israel,
La cual mandó a nuestros padres
Que la notificasen a sus hijos;

Para que lo sepa la generación venidera, y los hijos que nacerán;
Y los que se levantarán lo cuenten a sus hijos,

A fin de que pongan en Dios su confianza,
Y no se olviden de las obras de Dios;
Que guarden sus mandamientos,

Prov. 4: 1 y sig.). Oíd, hijos, la enseñanza de un padre,
    Y estad atentos, para que conozcáis cordura.

  • Lo que quedó de la oruga comió el saltón, y lo que quedó del saltón comió el revoltón; y la langosta comió lo que del revoltón había quedado.

Langosta 1: 4. Los 4 tipos de langostas se refieren a sus especies o sus etapas de desarrollo. Cf. 2:25, donde el escritor los menciona en un orden diferente. La destrucción total causada por sus apetitos voraces exige arrepentimiento (cf. Deut. 28:38; Is. 33: 4; Amós 7: 1).

Hoy nosotros necesitamos arrepentirnos. HOY!!

Porque mañana puede ser tarde.

Tú sabe la gente que hizo planes y compro su vuelo para semana santa y Junio y Diciembre sin saber que lamentablemente no disfrutarían de ningunas de estas fiestas celebradas por nosotros en esta tierra. Porque no sabíamos que vendría esta plaga maldita que mataría a tanta gente.

Aunque esto si fue profetizado en el 1986. Cuando un evangelista escribió un libro hablando exactamente de esto que pasaría 24 años mas tarde.

  • Despertad, borrachos, y llorad; gemid, todos los que bebéis vino, a causa del mosto, porque os es quitado de vuestra boca.

1: 5–12 La destrucción total afectó a todos los niveles sociales y económicos. Afectados fueron los borrachos que se deleitaban con la abundancia de la vid (vv. 5-7), los sacerdotes que utilizaron el producto en las ofrendas (vv. 8-10), y los granjeros que plantaron, cultivaron y cosecharon la cosecha ( vv.11, 12). Como si se construyera hacia un crescendo, el profeta notó en la primera estrofa que los lujos de la vida fueron retirados. En el segundo, los elementos necesarios para adorar fueron interrumpidos. En el tercero, los elementos esenciales para vivir fueron arrebatados. Perder el disfrute del vino era una cosa; ya no poder adorar externamente a Dios era otro; ¡pero no comer nada era la sentencia de muerte!

1: 5 Despiertad borrachos. . . llorar . . gemido. Los borrachos debían despertar al darse cuenta de que su vino ya no existiría. Debían llorar amargamente y llorar. La gravedad de la devastación exigió el duelo público y comunitario.

  • Porque pueblo fuerte e innumerable subió a mi tierra; sus dientes son dientes de león, y sus muelas, muelas de león.

1: 6, 7 Mi tierra. . . pueblo fuerte e innumerable vino . . . árbol de higo. El pronombre posesivo se refiere al Señor. Él es el dueño de la tierra (véase Levítico 25:23; Núm. 36: 2; Ezequiel 38:16), la vid y la higuera (véase Hos. 2: 9). En lugar de símbolos de prosperidad y paz (1 Rey. 4:25; Mic. 4: 4; Zac. 3:10), la vid y la higuera se habían convertido en recordatorios visuales del juicio divino.

1: 6 una nación. Una invasión literal de langostas representaba el tipo de destrucción y juicio infligido por los ejércitos humanos. dientes de león Joel describió a estas innumerables langostas hostiles como poseedores de los “colmillos de un león feroz”, tan capaces de devorar cualquier cosa a su paso. De vez en cuando se usan como símbolo de violencia (Génesis 49: 9; Núm. 23:24) y de la naturaleza violenta y asombrosa del juicio de Dios (Is. 30: 6; Oseas 13: 8).

Asoló mi vid, y descortezó mi higuera; del todo la desnudó y derribó; sus ramas quedaron blancas.

Llora tú como joven vestida de cilicio por el marido de su juventud.

1: 8, 9 La metáfora es significativa porque el AT habla del SEÑOR como el esposo de Israel, su esposa (Is. 54: 5–8; Jer. 31:32). Las ofrendas y libaciones del pacto no pudieron llevarse a cabo; Israel, la esposa del Señor, debía arrepentirse, para que su relación con el Señor no se volviera como la de la joven viuda soltera. (Soltera viuda)

(Quien es la esposa del Señor? Nosotros, su iglesia) Y de que forma la iglesia esta siendo afectad por el virus?

1: 8 Lamento como una virgen. Al igual que con los borrachos, los líderes religiosos debían lamentarse como lo haría una joven doncella con la muerte de su joven esposo, en el que ella cambió la tela sedosa de un vestido de novia y la alegría de un banquete de bodas por la ropa avinagrada y áspera del pelo de cabra y el grito de un canto fúnebre.

El término “virgen” carece de la noción de virginidad en muchos casos (por ejemplo, Est. 2:17; Ezequiel 23: 3), y cuando se combina con el término “esposo”, señala a una joven doncella viuda poco después del matrimonio.

Vestida de Arpillera. (Una clase de tela para hacer sacos y cubrir bultos en almacenes o transportes.) Tela generalmente hecha de pelo de cabra, generalmente de color negro u oscuro (véase Apocalipsis 6:12), y generalmente se coloca sobre el cuerpo desnudo alrededor de las caderas (Génesis 37:34; 1 Rey. 21:27), dejando el cofre libre para “golpear” (Is. 32:11, 12), se usó en el mundo antiguo para representar el dolor y la penitencia (Neh. 9: 1; Is. 37: 1; Mat. 11:21).

Debido a que el mensaje de los profetas usualmente se refería a un llamado al arrepentimiento, se convirtió en la prenda principal usada por los profetas (Mateo 3: 4; Apocalipsis 11: 3).

Desapareció de la casa de Jehová la ofrenda y la libación; los sacerdotes ministros de Jehová están de duelo.

Estamos de duelo en el 2020. Se ha muerto más de 30 pastores y ministros solo en el área metro de NY.

Estas ofrendas, sacrificadas cada mañana y tarde (Ex. 29: 38–42; Lev. 23:13), era cortar a la gente del pacto. La gravedad de la situación se profundizó por el hecho de que amenazaba el sustento de los sacerdotes, a quienes se les daba una parte de la mayoría de los sacrificios.

10 El campo está asolado, se enlutó la tierra; porque el trigo fue destruido, se secó el mosto, se perdió el aceite.

11 Confundíos, labradores; gemid, viñeros, por el trigo y la cebada, porque se perdió la mies del campo.

1:11 Tengan vergüenza, granjeros. El énfasis principal del término hebreo connota una desgracia pública, un estado físico al que la parte culpable ha sido llevada a la fuerza.

12 La vid está seca, y pereció la higuera; el granado también, la palmera y el manzano; todos los árboles del campo se secaron, por lo cual se extinguió el gozo de los hijos de los hombres.

1:12 Todos los árboles. . . están marchitas La imagen era sombría, ya que incluso las raíces profundas de los árboles no podían soportar el tortuoso tratamiento administrado por las langostas, especialmente cuando se acompañaba de una sequía prolongada.

La alegría se ha marchitado. La alegría y el deleite humano se habían alejado de todos los segmentos de la sociedad; ninguno había escapado al alcance de las langostas. La alegría que normalmente acompañaba al tiempo de la cosecha había sido reemplazada por la desesperación.

13 Ceñíos y lamentad, sacerdotes; gemid, ministros del altar; venid, dormid en cilicio, ministros de mi Dios; porque quitada es de la casa de vuestro Dios la ofrenda y la libación.

14 Proclamad ayuno, convocad a asamblea; congregad a los ancianos y a todos los moradores de la tierra en la casa de Jehová vuestro Dios, y clamad a Jehová.

1:14 Consagrar un ayuno. El profeta llamó a los sacerdotes a actuar, primero con el ejemplo (v. 13) y luego con la proclamación (v. 14).

Como líderes oficiales, era su deber proclamar un ayuno público para que toda la nación pudiera arrepentirse y pedirle al Señor que perdone y restaure.

Aquí fueron amonestados a “consagrar” un ayuno, denotando su carácter urgente y sagrado.

Convoca una asamblea sagrada. Las directivas para convocar a una asamblea, generalmente con fines festivos (véase 2 Crónicas 7: 9; Nehemías 8:18), se dan en Num. 10: 3. Para-lelamente al pensamiento de “consagrar un ayuno”, no se permitía trabajar en esos días (Lev. 23:36; Núm. 29:35; Deut. 16: 8).

15 !!Ay del día! porque cercano está el día de Jehová, y vendrá como destrucción por el Todopoderoso.

1:15 el día de Jehová está cerca. Esta es la primera aparición del tema. Más adelante en el libro (2: 18ff .; 3: 1, 18–21), el día del Señor (la ocasión en que Dios derrama Su ira sobre el hombre) resulta en bendición y exoneración para el pueblo de Dios y juicio hacia los gentiles (Is 13: 6; Ezequiel 30: 3), pero aquí Joel dirige la advertencia hacia su propio pueblo. El día del SEÑOR se acerca rápidamente; a menos que los pecadores se arrepientan, les esperan consecuencias nefastas.

Destrucción del Todopoderoso. El término hebreo “destrucción” forma un poderoso juego de palabras con el “Todopoderoso”. La noción de fuerza invencible es primordial; La destrucción de la mano de Dios omnipotente se acerca.

16 ¿No fue arrebatado el alimento de delante de nuestros ojos, la alegría y el placer de la casa de nuestro Dios?

17 El grano se pudrió debajo de los terrones, los graneros fueron asolados, los alfolíes destruidos; porque se secó el trigo.

1:17, 18 semillas de arbustos. . . los animales gimen. Desde el reino espiritual al físico, todo estaba en ruinas. Aunque inocentes, en el juicio, incluso los animales sufrieron la pérdida de alimentos.

18 !!Cómo gimieron las bestias! !!cuán turbados anduvieron los hatos de los bueyes, porque no tuvieron pastos! También fueron asolados los rebaños de las ovejas.

19 A ti, oh Jehová, clamaré; porque fuego consumió los pastos del desierto, y llama abrasó todos los árboles del campo.

1:19 a ti te grito. Como el primero en llamar al arrepentimiento, el profeta tuvo que ser el primero en escuchar la advertencia.

Tenía que liderar con el ejemplo y motivar a las personas a responder. En medio de la proclamación del juicio, los profetas de Dios a menudo dirigían oraciones intercesoras por misericordia y perdón (cf. Ex. 32: 11–14; Jer. 42: 1–4; Dan. 9: 1–19; Amós 7: 1– 6)

20 Las bestias del campo bramarán también a ti, porque se secaron los arroyos de las aguas, y fuego consumió las praderas del desierto.

Termino con esto:

Joel 1:2-4 Traducción en lenguaje actual (TLA)

2-4 «¡Pongan mucha atención
ustedes, jefes del pueblo,
y todos los que viven en este país!
¡Cuatro plagas de muertes han venido sobre nuestra tierra
y han acabado con nuestros!
¿Cuándo han visto ustedes algo así?
¡Ni siquiera los antepasados de ustedes
vieron en su vida algo parecido!

»¡Cuéntenselo a sus hijos,
para que ellos, a su vez,
se lo cuenten a sus nietos,
bisnietos y tataranietos!

Demos oído porque la gravedad de la situación exige el enfoque indiviso (no dividido en partes) de sus sentidos, enfatizando la necesidad de tomar una decisión consciente (bien ejecutada) y decidida en el asunto.

Pero debe ser ahora.

 (Fuimos declarado culpables) y que el presente juicio fue su “sentencia”.

Todos ustedes habitantes y líderes civiles y religiosos, quienes, a la luz de su posición, fueron exhortados a liderar con el ejemplo a toda la población hacia el arrepentimiento.